sábado, 4 de octubre de 2008

Cactus de Madera



EDIFICIOS CACTUS
(Madera y alambre reciclados)

18 comentarios:

Juliana dijo...

Qué hermosos!!!!!!

roberto la forgia dijo...

ehehehe

Laura Pastor dijo...

y a cuanto está el cactus-alquiler?

Gaby dijo...

¡Me encantan! Le diste calidez a un material como el alambre que no me gusta para nada. Felicitaciones!

deta dijo...

que bonitos!
dt.

Nata dijo...

¡Son lindísimos! Quizá cambie mi bañera por un cactus. :)

Elena Ospina dijo...

que bonito conjunto residencial!!! tiene agua?

Marina dijo...

Juli: Gracias!!!

Roberto: creo que gracias también :)

Laura: cuesta 500 cactus-pesos!

Gaby: Gracias! A mí me encanta el alambre, sobre todo el oxidado.

Deta: gracias!

Nata: solo tenés que pasarme tu dirección y te mando a domicilio una casa-cactus para que pruebes, a ver si es más cómoda que tu bañera :)

Elena: Gracias! no mucha, viste lo seca que es la zona-cactus.

Besos para todos y gracias por pasar!
Marina

Nata dijo...

¡Ah! ¿Un intercambio? ¡Me gusta la idea! Ahora mismo te escribo. ¡Muac!

Nata dijo...

¡Pensé que encontraría tu dirección escondida en algún rinconcejo de tu blog!
Escríbeme cuando tengas un ratillo y hablamos: amoraldustbin@gmail.com

yolanda dijo...

genial lo de estos cactus.

tu dealer dijo...

que cosa más bonita!! super delicado y eso que tiene púas!!
qué tendrán los cactus que a todos nos emocionan!

Marina dijo...

Hola Nata!
Ya estamos en contacto. Un beso!

Hola Yolanda! Gracias!

Hola Tu dealer! Gracias! Yno se que tendrán, pero se que a muchos por acá nos gustan.

Besos,
Marina

Jose Alberto Caja dijo...

aaaaah! PRECIOSO!
que lindo...
gracias por pasarte por mi blog.
me has hecho descubrir estos cactus tan lindos...

Don_Mingo dijo...

Y de los grifos de las viviendas de esos edificios sale savia?
Muy original :)

Marina dijo...

Hola Alberto: De nada. Y gracias a vos por pasar.

Hola Don Mingo: :) podría ser...

Un saludo a cada uno,
Marna

Señorita Puri dijo...

me encanta!

Marina dijo...

Gracias Señorita Puri!
Un saludito,
Marina